SIMA Otoño, testigo de ventas y de sueños

SIMA Otoño, testigo de ventas y de sueños

El mercado de viviendas se mueve, el sentido común hace impensable que se lleguen a los años dorados de hace décadas pero la edición recién cerrada del SIMA otoño, que se ha celebrado en Madrid del 21 al 23 de octubre, ha demostrado que el sector recupera las constantes vitales. 2017 será un año bueno, al menos así lo vaticinan los participantes de una feria en la que coinciden en señalar que todo apunta a que se entra en un nuevo ciclo. Ese ambiente más optimista sin llegar a la euforia se ha respirado estos días en los pasillos de Ifema, donde incluso ha habido momentos donde los comerciales no daban abasto dando respuesta a las preguntas de un público cada vez más informado.

Los datos hablan por sí solos. La oferta presentada en esta edición ha crecido casi un 60 por ciento según los datos que maneja la organización y otro dato aún más significativo, del total de la oferta presentada aproximadamente un 70 por ciento corresponde a viviendas sobre plano.

El SIMA es la feria inmobiliaria donde se dan cita aquellos que buscan una casa nueva, jóvenes parejas dispuestas a recorrer los pasillos y patearse stand tras stand en busca del chollo, compradores de mediana edad o jubilados dispuestos a recopilar folletos y regalos y sobre todo cumplir un sueño… encontrar la casa de su vida. Este año en esta edición se han presentado aproximadamente 5.000 viviendas y más de la mitad lo han hecho por primera vez en este salón que poco a poco recupera el protagonismo perdido tras una crisis brutal. Este año un 9% de visitantes más respecto a la edición del año anterior se ha dejado ver por la feria, los expositores han contratado espacios más amplios y han elegido materiales más caros, no han faltado cócteles ni presentaciones de empresa…. el gran misterio es saber cuántas operaciones o sueños se han podido cerrar.